La visión del Gobierno respecto a los/as Docentes en Formación

Hace poco más de un mes(11/10/2017), en el piso del canal Todo Noticias (TN), se realizó un debate político de cara a las elecciones legislativas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), en el programa “A dos voces”.  En este debate participaron los/as diferentes candidatos/as porteños/as, entre ellos la candidata oficialista Elisa Carrió quien tuvo un desafortunado comentario cuando confrontaba con Daniel Filmus (Unidad Porteña) sobre el tópico de “Educación y desarrollo humano”, planteado por la dinámica del debate. Cuando Filmus nombra la Ley de Educación Nacional, entre la enumeración de los logros de su ges
tión, dijo: “Es la ley que permite la creación de los Institutos de Formación Docente de los que se hablaba recién”. Carrió lo interrumpió diciendo: “A los militantes kirchneristas forman, no a docentes”.  ¿Qué concepción tiene la Alianza Cambiemos sobre la formación docente? ¿Por qué los desafortunados comentarios de sus dirigentes tienden a desestimar la militancia política? ¿Reconocen a todos los docentes como oposición kirchnerista?

 El Gobierno Nacional, a través de diferentes funcionarios, ha estado a la defensiva constantemente respecto a los/as docentes. No es la primera vez que se denomina a los/as maestros/as como kirchneristas. En marzo de este año, en medio del conflicto por la Paritaria Nacional Docente, la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, increpó a los dirigentes del sindicato docente pidiéndoles que “se sinceren y digan si son kirchneristas”, debido a las medidas de fuerza y al conflicto que se extendió por varios meses. ¿Cuál es la intención del oficialismo al remarcar reiteradas veces que los/as docentes que reclaman por su salario son kirchneristas? ¿Creen que tener una ideología sea demonizante? ¿Por qué deberían “sincerarse” por un reclamo que es gremial?

 Para entender un poco la discursiva de Carrió y Vidal podemos sostener que el discurso de la nueva derecha apela al consensualismo, ya que lo que ellas plantean (siempre desde lo verbal) está ubicado desde el lugar de “lo bueno”, y que “los otros”, en este caso los/as “docentes kirchneristas” son “lo malo”, lo que justificaría su aniquilación a través de, por ejemplo, el cierre de los Institutos de Formación Docente.

 El lugar que se le da a la política desde el discurso macrista es demonizante. Esto se evidencia en la divulgación de un número telefónico para denunciar a los/as docentes que se atrevieran a hablar de Santiago Maldonado en las escuelas, que habilitó Esteban Bullrich siendo ministro de educación porteño en el 2014, para denu

nciar casos de “intromisión política” en las aulas de la CABA. Y es lo que desean instalar en la sociedad: la política (a secas, cuando ellos/as se refieren a la política partidaria) como algo innecesario y que no debe ser abordada por los/as docentes en las aulas. Sin embargo, el mismísimo Presidente, Mauricio Macri, fue quien hizo cantar a los/as niños/as en el juramento a la Bandera, el “¡Sí se puede!” característico de Cambiemos. Luego acusaron a los/as docentes de querer “adoctrinar” a los/as alumnos/as por hablar de Santiago Maldonado, y parte del contexto político y social de los/as niñas/os, ejerciendo prácticas de poder como el miedo a ser denunciados/as y perder su trabajo en las escuelas.

 Es clara la disputa del sentido común que el Gobierno está queriendo ganar en pos de su proyecto nacional que apunta a tener a la educación al servicio del mercado y de las grandes corporaciones. Por eso, los dichos de Carrió sobre los Institutos de Formación Docente que se plantea al comienzo de este texto, no son aislados, forman parte de un pensamiento generalizado en gran parte de los funcionarios del Gobierno Nacional. Este es un pensamiento que no reconoce a los/as docentes como actores políticos y parte del Estado. Posicionandolos como interlocutores del Gobierno, podemos decir que no hay un reconocimiento de los sujetos como plantea Huergo. No existe consideración acerca de las prácticas socioculturales de los/as docentes en formación, ni de los/as docentes en ejercicio, sino que son todos/as homogeneizados/as como “kirchneristas” y que quienes entran a los Institutos de Formación Docentes no tienen una ideología propia y diversa, sino que obedecen a sus formadores, sin discutir, evidenciar disidencias y/u ofrecer resistencia y así es como forman “militantes kirchneristas”, en palabras de Elisa Carrió.

   Jorge Huergo sobre la época de los ‘90 expresó:

En nombre de la entrada en el “primer mundo”, vivimos la contracara de aquella provocadora convocatoria de Simón Rodríguez: “O inventamos o erramos”, y nos vimos sumergidos en la “reforma educativa”. Los jóvenes comenzaron a sentir en carne propia otro tipo de intemperie: la perversa percepción de que, pese a que se cacareara a cada rato “educación para el trabajo”, cada vez más el futuro adquiría la figura amorfa del desempleo. El tsunami neoliberal fue devastador: destrucción del aparato productivo, achicamiento del Estado, depredación cultural y expulsión social, desacreditación de la política, desfinanciamiento de lo público, privatización económica y mercantilización de la vida cotidiana, desempleo creciente y precarización laboral, fascinación por el Primer Mundo y la globalización, tercer-sectorización de lo popular. Esas fueron las espantosas escenas que pusieron en una profunda crisis a la educación y que contribuyeron a formar un nuevo sujeto: el consumidor, el cliente o el usuario. Esta suerte de “educación social” enarboló la formación “ciudadana”, pero despolitizada, sobre la base de identidades anoréxicas y fragmentadas.”

 El autor hace un análisis de lo que dejó el neoliberalismo de los `90 en nuestra educación. En esta cita encontraremos como coincidencia con el presente, el hecho de la entrada y la fascinación por el “Primer Mundo” enarbolada por el macrismo, el interés de la “reforma educativa” por parte del Gobierno actual y la desacreditación de la política de la que venimos hablando que, como plantea Huergo, pusieron en crisis a la educación y como resultado formaron un tipo de sujeto consumidor, y puede permitirse agregar: individualista, claramente funcional al sistema capitalista y desigual.

 Sin embargo, Jorge Huergo evidencia también en el mismo artículo, que el modelo neoliberal y las crisis sociales que éste causó, dió lugar a luchas por el reconocimiento desde los sectores populares, a través de diferentes expresiones (medios de comunicación alternativos, bachilleratos populares, organizaciones sociales, etc.), donde el pueblo logró volver a ser un sujeto político.

 Por este motivo, luego de una mirada pesimista del futuro que nos espera con Cambiemos en el Gobierno y más legitimado que nunca después de las últimas elecciones legislativas, es importante destacar el lugar de las resistencias populares, ya sea en las aulas y en las calles. Disputando de diferentes maneras, el sentido común que intentan imponer las clases dominantes a través de sus diferentes medios. Esto es posible lograrlo organizando las diferentes expresiones populares, evitando las confrontaciones en el campo popular y teniendo en claro el objetivo a conquistar y a defender: La educación pública, laica, gratuita y emancipadora, por sobre el neoliberalismo y su desaforado afán de acabar con cualquier formación de sujetos críticos y  sus expresiones populares.

autora:

Brenda Peralta

Profesorado de Educación Primaria

Instituto Superior de Formación Docente y Técnica N°9

La Plata

https://www.youtube.com/watch?v=QDVX0YiWS3Y

 

Comenta la nota:

Loading Facebook Comments ...

1 Comment on "La visión del Gobierno respecto a los/as Docentes en Formación"

  1. Una de cal y una de arena

    Muy buena la nota no es larga y llegan de contenido, a favor y coincido, Carrio le erro al descalificar a Filmus con el tema de los institutos, pero seria un error lamentabe olvidar el contenido ideologico que llevaban los formadores en la ultima decada. Seria de una inocencia insoslayable esperar formar pensamiento critico si los capacitadores cargan de un tinte ideologizado los contenidos de sus catedras, es posible que algunos por su formacion, por sus vinculos familiares o sociales no evidencien un sesgo ideologico, pero una buena parte de los alumnos terminan ideologizados.

    Nos tenemos que plantear cada uno de nosotros que quiere, educacion o ideologizacion, si elegimos educacion sin mas que eso, tendremos docentes pensantes con pensamiento critico y alumnos agradecidos, si elegimos institutos de ideologizacion, vamos a tener zombies incapaces de escapar al pensamiento dominante de la doctrina, sin ir mas lejos porque elegimos un sistema educativo laico, porque queremos que nuestros hijos se formen libres de un contenido religioso, pues bien, esto es exactamente lo mismo

    No estoy de acuerdo tampoco con el “si se puede” durante la jura de los pibes de la bandera, pero tambien estoy en desacuerdo con el “todos y todas” de la ultima decada, son ni mas ni menos que dos caras de una misma moneda, moneda que tendriamos que aprender a tirar y esperar que caiga de canto asi nos curamos de una vez por todas de esta peste social que nos viene castigando desde … diria que desde siempre

    La educacion en la Argentina necesita urgente de una renovacion de contenidos, si o si, no para formar empleados para “EL MERCADO” ni soldados militantes, sino para formar librepensadores que no les tengan que explicar sus derechos sindicales el primer gremialista que se le cruza, o peor un abogado cuando ya es demasiado tarde. Esto debe pasar en las aulas, desprovisto de contenido ideologico y abarcativo a todas las clases sociales

    Y rme parece que el autor deberia hacer una reflexion de que quiere decir con sic “es importante destacar el lugar de las resistencias populares, ya sea en las aulas y en las calles.” sinceramente suena a mas de lo mismo, porque en el mismo sentido habra otros con contenidos opuestos tratando de luchar precisamente en sentido contrario, Cuando lo logico es que si queremos expresarnos lo hagamos en lugares como este, medio idoneo para debatir, y no en las aulas

Dejanos tus comentarios aquí

You must fill in your Disqus "shortname" in the Comments Evolved plugin options.